Dentro de la formación integral de nuestros alumnos, entendemos que las familias que acuden a este colegio lo hacen mirando no sólo la dimensión académica de la formación, sino también a las dimensiones de crecimiento personal y cristiano.

La formación cristiana (o dimensión pastoral del colegio), adaptándose a la edad, situación y personalidad de cada alumno, se trata de: